AGATHA CHRISTIE Y LOS SIETE PECADOS CAPITALES

Explorando  en la red en las páginas de librerías me eh encontrado con un   curioso  título.  Curioso no por el título en sí mismo, sino por quien lo firmaba: nada menos que Agatha Christie, la reina del crimen, mal que les pese  a  los  comprometidos  negrocriminales. Ante la curiosidad inicial, compruebo  que  no se trata de un texto rescatado del olvido,  una novela encerrada  en  una  caja  fuerte durante décadas como le sucedió a Telón, novela  póstuma  que en realidad escribió a mediados de los años cuarenta  para acabar de una vez con Poirot, personaje al que personalmente odiaba.

Pero  no  es  ninguno  de ambos casos. Se trata de algo más sencillo.  Se trata de una reimpresión de siete de sus novelas, agrupándolas de acuerdo a  un  pecado  capital,  en  torno  al  cual  se puede asociar la novela. Pensando  mal,  sólo  se  trata de una estrategia comercial de manera que sucede  como  una  vez leí de Alberto Vazquez-Figueroa: el escritor es un profesional que compite con colegas vivos y muertos. Duro oficio.


 Seguramente  los  editores quieren aprovechar estas fechas para lanzar un título  con  el  éxito  prácticamente  asegurado. De cualquier manera, la propuesta  de  la  editorial me parece interesante.

 Estas son las novelas:

 · El misterio de la guía de ferrocarriles. (La soberbia.)
 · Se anuncia un asesinato. (La envidia.)
 · Muerte bajo el sol. (La lujuria.)
 · Cianuro espumoso. (La pereza.)
 · Noche sin fin. (La avaricia.)
 · En el hotel Bertram. (La gula.)
 · Cinco cerditos. (La ira.) Ya la comenté en otro post.

 Advierto  que los pecados no son el tema principal de cada novela, puesto que  la única que he leído, “Cinco cerditos”, trata sí de la ira, pero la  que  describe  a uno de sus personajes. Su tema principal, y advierto que lo  hago  desde  mi  humilde  punto  de vista, es el de la búsqueda de la verdad  con  todas  sus  consecuencias, así como el de la búsqueda de uno mismo.

 El  resto de las novelas mencionadas quedan por ser leídas, por lo que me abstengo  de  opinar,  más  que aventurarme a afirmar que son una apuesta segura  entre  tantas  y  tantas  novelas de misterio o criminales que no negras  ya  que  como  hemos hablado antes, no puede cometerse el injusto error  de  comparar  las  novelas de Agatha Christie con las de Chandler o Hammett  y sus nobles seguidores. Queda entonces apuntar seis novelas más en mi lista de prelecturas.

 ¿Cuál es tu pecado? El que se atreva a confesarlo que deje un comentario. Yo  ya  sé  el  mío,  y espero otra cosa más benévola que el Cianuro para  enmendarlo. Ya me he puesto en ello. El primer propósito para 2011.

Comentarios

  1. El mío es uno que no debería ser pecado (Si yo te contara...)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario